SECCIONES - TÍTULOS

Los relatos del blog están divididos en varios títulos genéricos que son "Reflexiones", donde hallaréis escritos espirituales y reflexivos, "Una mirada al Alma" donde podréis leer historias muy profundas de crecimiento personal, del alma, "El Romántico Obsoleto", que cuenta con relatos de humor, irónicos, historias de la vida cotidiana del ser humano, "Diálogos", que son como la palabra dice, conversaciones que suelen ser muy profundas y espirituales, y por último he publicado tres capítulos de una de las novelas en las que estoy trabajando "Alma Cristalina". Disfrutad con todos ellos y compartidlos si os animáis a hacerlo para ayudarme a difundirlos.

Gracias por leerme, bendiciones a todos.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

MENTE COLAPSADA - REFLEXIÓN

Me encuentro en ocasiones en momentos de saturación, en los que mi mente se colapsa por los pensamientos sobre algunos temas que me preocupan, que vienen y van sin parar, sobrecargándome y paralizándome por completo.

En esas situaciones hallo la maravillosa oportunidad de poner en pausa mi vida por un instante y detenerme a analizar qué me está ocurriendo.

Normalmente me enfrento a capas y capas de pensamientos que debo ir comprendiendo, asimilando y, a veces integrando, otras desechándolos al descubrir que son sólo desperdicios que crea mi ego para torturame y castigarme por algo que en realidad no es mi responsabilidad, o que no puedo controlar de ninguna manera.

Es entonces cuando, ante mi incapacidad de hacer ese trabajo sola en ese momento, por mi alto nivel de inestabilidad, busco la manera de distraer la mente para que me permita relajarme antes de encararme conmigo misma.
Lo primero es la información, un tipo de información que me permita reconectar con mi esencia, con mi sabiduría interior, para alejarme de lo externo, lo que me distrae de quién soy yo en relaidad. Muchas veces ese es el problema básico, caminar por este sendero me contamina con su superficialidad y banalidad, me atrapa en su juego, y cuando siento sus tentáculos rodeando mi cuerpo, me asfixio, y necesito salvaguardarme de esos efectos nocivos que siento en mí, efectos que me aprisionan.

No se trata de que me sienta diferente de lo que soy, la sensación sería más parecida a entrar en un lugar lleno de humo donde no puedo respirar, y cuando llevo un tiempo transitando a través de ese humo, necesito depurarme de él...

Así que me pongo manos a la obra, a leer, o ver vídeos que me ayuden a conectar con mi ser, documentales donde hablan del alma, de la fuente de donde procedemos, de nuestra conexión con lo que somos, de la capacidad que poseemos de cambiar nuestra realidad y ponerla a nuestro favor, de cómo podemos sanar nuestras emociones, recuperarnos a nosotros mismos, amarnos, trascender lo humano para ser mejores...

Cuando me he nutrido de esto, mi mente ya ha dejado de hablar sin parar, se tranquiliza, y por fin me escucha, se deja guiar por mi corazón, el motor de mi sabiduría ancestral.



Es en ese momento en el que me siento sobre un cojín en el suelo con mis pies descalzos, cierro los ojos, me concentro en mi respiración, sintiendo lo maravilloso que es estar viva, notando cada latido de mi corazón bajo mi pecho, a un ritmo precioso, el ritmo de mi alma, y comienzo a desaparecer dentro de mí.

Ahí todo cambia, no hay dolor, no hay pensamientos confusos, sólo estoy yo...

  • Querido Ser, ¿qué me está pasando? ¿Por qué me siento tan desolada? -pregunto a mi alma.
  • Quizás porque dedicas demasiado tiempo a pensar y a analizar tu vida desde un punto de vista demasiado mental, quizás porque no me escuchas cuando te hablo y te digo que todo ocurre en el momento más adecuado y que sólo tienes que caminar, caminar disfrutando del camino, sin pretender llegar más allá de donde estás, sin recordar constantemente el pasado, pues éste debe servirte sólo como aprendizaje que te ha forjado para que seas la mujer que eres ahora. El futuro es algo que aún no ha llegado, no debes vivir pensando en él, vive tu presente, disfruta de todo lo que sientes, de lo que ves, de lo que tus sentidos te ayudan a experimentar, inspírate, siente tu propia magia relucir desde tu corazón, vibra alto, feliz, contenta, porque lo tienes todo, no debes partir de tus carencias, sean las que sean, debes creer y tener la certeza de que lo tienes todo, ese amor que deseas, esa estabilidad en tu vida, esa misión que sientes tan marcada en ti para ayudar a otros, todo ello, existe, es, está en ti, abunda en tu interior, así que no careces de nada. Todo lo que deseas y anhelas ya está contigo, y si partes de esa base, todo se pondrá de tu parte.
  • Pero Ser, no todo depende de mí, lo sabes, depende de otros, y yo no puedo modificar lo que otros son, o lo que otros sienten.
  • Por supuesto, pero no se trata de modificar nada, se trata de saber que aquellas situaciones que ahora ves desfavorables ya están cambiando para ser favorables, se trata de saber que la persona que esperas en tu vida ya está yendo hacia ti, se trata de saber que aquellas personas que te encuentres y que te hagan daño, en realidad, pueden ser diferentes, sólo si irradias lo que hay en ti todo y todos a tu alrededor cambiarán...Sólo has de mantener la intención...

Mi Ser me habla a menudo con palabras semejantes a las anteriores, me muestra la verdad de mi alma, la luz que hay en mí y en cada ser humano, en cada ser vivo, en cada partícula que existe. Me hace conectar con cada elemento de la naturaleza, experimentando la sensación de estar en cada árbol, en cada nube, en cada gota de lluvia o de mar, en cada persona, en cada ráfaga de viento...
Y así, he ido aprendiendo a ser quien soy, feliz desde dentro, buscando sólo que mis pasos no se pierdan en este lugar tan confuso, para seguir adelante sin miedo, o enfrentándome a él, y así ser la persona que soy en realidad, dejando de ser cada vez más la persona que la sociedad desea que sea.
Y así, he ido apendiendo a no juzgar, aunque mi ego a veces me sorprende con pequeños jucios que mi corazón replica, y he ido aprendiendo a amarme mejor, respetarme, cuidarme, dejar de torturarme por mis errores, y así, he ido aprendiendo a respetar a los demás, a amar mejor a los demás, a no juzgar sus errores...

Una vez que mi mente se ha calmado, una vez que mi corazón ha hablado, siendo el portavoz de mi Ser, ya sólo me queda abrir los ojos, a menudo llorosos por la emoción de sentir a mi alma, y sonrío y lloro y doy las gracias por tener la oportunidad de conectar conmigo misma...

Ahora, sólo queda integrar lo que mi Ser me ha enseñado y recordado...

Arael Elämä Araham
Reflexión



1 comentario:

  1. Gracias por enseñarme. lo necesito. Necesito saber hacia donde voy y como, aun a pesar de la incertidumbre.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario...