SECCIONES - TÍTULOS

Los relatos del blog están divididos en varios títulos genéricos que son "Reflexiones", donde hallaréis escritos espirituales y reflexivos, "Una mirada al Alma" donde podréis leer historias muy profundas de crecimiento personal, del alma, "El Romántico Obsoleto", que cuenta con relatos de humor, irónicos, historias de la vida cotidiana del ser humano, "Diálogos", que son como la palabra dice, conversaciones que suelen ser muy profundas y espirituales, y por último he publicado tres capítulos de una de las novelas en las que estoy trabajando "Alma Cristalina". Disfrutad con todos ellos y compartidlos si os animáis a hacerlo para ayudarme a difundirlos.

Gracias por leerme, bendiciones a todos.

domingo, 29 de mayo de 2016

ROMPIENDO PARADIGMAS Y ESTRUCTURAS MENTALES - REFLEXIÓN


Si la mente no se estira, no se avanza, y a veces es necesario realizar un fuerte barrido de algunas creencias muy arraigadas.
No basta con decir que queremos "sanar", hay que actuar, ser valientes e investigar dentro de uno mismo, sacar a relucir todo aquello que estaba oculto y enfrentarse a ello, trascenderlo, amarlo y agradecer por poderlo Ver.

Buscar a otros para que nos solucionen nuestros "problemas" y hagan el trabajo por nosotros, tampoco nos llevará hacia donde debemos ir, y tratar de ayudar a otros a encontrar su camino no sirve de nada si no aprendemos de esa experiencia, si no crecemos cuando el otro crece, si no limpiamos nuestro inconsciente cuando el otro lo hace con nuestra orientación.

Nadie puede salvar a nadie, nadie tiene más poder que tú mismo para ayudarte, nadie te puede ayudar salvo tú mismo. En ocasiones puedes necesitar que alguien te guíe hacia ti mismo, pero siempre debe ser alguien a quien no le cedas tu poder, alguien cuyo ego no se acrecente sintiéndose el rescatador que va atrapando poco a poco tu voluntad para alimentarse.

He conocido egos muy controladores, manipuladores, que prefieren proyectarse en el otro, ver sus propias carencias en los demás y culpar de sus males a los amigos, pareja, o a las personas que le intentan ayudar sin mucho éxito. Suelen ser personas que no quieren ver más allá de lo que sus egos piden y necesitan, egos que se encaprichan y que patalean si no consiguen lo que quieren, sin afrontar su responsabilidad, salvo en momentos en los que la usan para atormentarse a sí mismos cuando sus estrategias de control y dominio no tienen el efecto esperado.

Hacerse responsable de uno mismo puede ser muy difícil, es más fácil engancharse a alguien que nos haga sentir bien, ya sea un terapeuta, o un amigo, o una pareja, mientras nosotros permanecemos pasivos, sin hacer nada, y he comprobado que así tampoco se avanza, pues creamos una dependencia hacia el otro, olvidándonos de lo que somos, provocando así un estancamiento en nuestra capacidad de Ser lo mejor de nosotros mismos.

Respecto a la persona amada, a veces precisamente aparece para hacernos de espejo, o por algún patrón que guardamos en nuestro inconsciente, posiblemente heredado de nuestros ancestros. Es bastante complicado saberte dar cuenta de esto si no estás comprometido con tu despertar de conciencia. En definitiva, la cuestión es que si necesitas que esa pesona a la que amas esté a tu lado, o que te reconozca tus méritos, que te ame como siempre has deseado, que te cuide y adquiera un compromiso de confianza y fidelidad contigo, que esté pendiente de ti y te valore y admire, si precisas de todo eso para ser feliz, ya has perdido tu poder y lo has depositado de nuevo en el otro.


Es muy necesario que antes de que alguien te ame de esa manera hayas recordado cómo amarte a ti mismo incondicionalmente, y hayas adquirido ese compromiso de confianza y fidelidad hacia tu esencia, hacia tu alma y hacia tu persona, porque así te asegurarás de no estar con esa pareja sólo por la necesidad de sentir lo que no te sabes dar a ti mismo, pidiéndoselo injustamente al otro, al cual le otorgas la responsabilidad de hacerte feliz, poniendo todas tus expectativas de éxito y felicidad en él. A eso le llamaría “relación de co-dependencia”, la cual se basa en lo que no tienen ambos y que se exigen el uno al otro para que su amor se mantenga vivo, pero en cuanto uno de los dos traiciona la confianza del otro, el daño es irreparable. Demasiada carga para llevar sobre tus hombros es tener tanta precaución con todo lo que haces, dices o piensas para que tu pareja no sufra, o no se decepcione.

Esto también ocurre con las amistades. Hay amigos que exigen de ti tanto compromiso que te ahogan y te absorven, te chantagean y te acusan de ser torpe y no saber satisfacer sus anhelos de protagonismo en tu vida, quieren ser tu mejor amigo, el más especial, el más querido, el más antiguo, el que más confidencias tiene contigo, y por tanto el que tiene más derecho sobre ti, tanto como para no respetarte e imponer sus necesidades siempre, por encima de lo que te pueda estar sucediendo a ti, pues eso no les preocupa en realidad, sólo si pueden manejarte a través de tu vulnerabilidad del momento.

En fin, también se aplica a otras relaciones, pero no voy a extenderme, creo que queda muy claro que nuestro poder es sólo nuestro, y que si nos ocurren este tipo de experiencias es precisamente para recuperarlo, para empoderarnos y fortalecernos, así que también podemos agradecer el encontrarnos con personas que nos ayudan a hacerlo con esas actitudes hacia nosotros, pues sólo juegan el papel que les corresponde.

Tengo la sensación de que avanzamos muy lentamente porque no nos damos cuenta de que siempre estamos moviendo ese poder de un lado a otro, primero a un terapeuta, luego a una pareja, luego culpando al exterior de los males que vivimos, diría que el aprendizaje, el recuerdo de lo que somos, va muy despacio.

Responsabilidad con uno mismo, honestidad con uno mismo, compromiso con uno mismo, amor incondicional hacia uno mismo, no hay nada más allá de ti, sólo el reflejo de lo que tú proyectas, por eso nada es lo que parece.
Pero no te confundas y no te pierdas con los reflejos, úsalos para verte más alla de lo que puedes sin ellos y continua avanzando.

El mundo es como un gran escenario, cada uno interpreta un papel, casi todos de forma inconsciente, unos pocos están tratando de salir de un viejo paradigma, rompiendo estructuras mentales, expandiendo su mente, sin miedo a perder la antigua perspectiva para hacer frente a otras formas de ver la vida, formas más libres, más auténticas.
Estos pocos se topan con las mentes que aún están atrapadas en el viejo paradigma, mentes de personas amigas y queridas, que tratan de convencerles de que están haciendo una locura, de que deben regresar al rebaño.

¡Bendita locura!

Cada ser humano contiene en sí mismo un universo maravilloso, sin embargo, muy pocos son conscientes de ello, y un número muy limitado se dedica a indagar en ese universo suyo, de forma consciente, hallando su increíble potencial, su fuerza, su magia, su divinidad.
Y es que eso no es tan fácil, el ego muestra ante ti todos los miedos ocultos que emergen cuando comienzas a remover en el inconsciente, y desde éste se manifiestan con firmeza tus ancestros, que te hablan de sus pactos, de sus necesidades, y tú, desde el amor, cortas lazos, abres tus alas y te liberas de contratos que no eran tuyos.

De alguna forma puedo afirmar que hay muchos seres humanos en este planeta, pero que no todos están viviendo en la misma dimensión.

Las dimensiones son diferentes niveles o estados de consciencia, diversas formas de ver, de sentir, de amar, de vivir, de enfrentarse a los propios miedos y de transformar antiguas creencias que nos limitan en otras nuevas que nos permiten crear aquello con lo que soñamos.

Desearía que todos los humanos consiguieran ser HUMANOS, verdaderos seres de luz encarnados, viviendo una experiencia en este planeta desde una dimensión más elevada, una consciencia pura y limpia, movida por el amor incondicional, y en mi mente, ese nuevo paradigma ya se está creando desde hace un tiempo, creo en ello y tengo la certeza de que lo conseguiremos.
Lo primero es comenzar por uno mismo, luego todo caerá por su propio peso, y todo aquel que vaya despertando a su ser, irá abriendo sus alas y volando hacia otra nueva dimensión de consciencia, hacia una Nueva Tierra.

Arael Elämä



3 comentarios:

  1. Eres increible, tienes un estado mental y emocional que pocos logramos llegar. Tus reflexiones me han hecho llorar de felicidad, estoy muy agradecido de poder encontrar tu blog de poemas y reflexiones. Te admiro sinceramente

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario...